Holbox: aventuras extremas en la playa

Isla Holbox es un lugar maravilloso para visitar, con grandes bellezas y oportunidades para hacer ecoturismo. El pueblo está inmerso en un ambiente de costa total que te permite recorrerlo descalzo sin ningún problema. Es el destino ideal para quienes desean alejarse de la ciudad para dejarse envolver en un ambiente tranquilo, de meditación, rodeado de aguas cristalinas, un agradable clima y la belleza de una extraordinaria flora y fauna silvestre.

Su principal atractivo y actividades para realizar

Las playas son el principal atractivo de la Isla Holbox. Treinta y seis kilómetros de playa virgen, agua de color verde jade, arena blanca y la posibilidad vivir experiencias inolvidables al máximo de la adrenalina.

Nadar junto al Tiburón Ballena es posible en Holbox, santuario de esta especie considerada el pez más grande del planeta y que prefiere estas aguas por la alternancia de calidez y frío que la convierte en una fuente rica en nutrientes para su alimentación. También podrás observar delfines, mantarrayas y muchas otras especies.

Islas que te enamorarán

En Isla de la Pasión, a 15 minutos del pueblo de Holbox podrás deleitarte la vista con aves exóticas, relajándote en una bonita atmósfera tropical de palmeras y playas arenosas. Allí puedes explorar la laguna de agua dulce Yalahao o Yalahau. Caso similar resulta Isla Pájaros donde se encuentran en su ambiente natural patos, flamencos, pelícanos y especies en peligro de extinción, por lo que encontrarás lugares para verlas y protegerlas. Además de pájaros podrás toparte con iguanas, serpientes, insectos, cangrejos y vegetación como los mangles.

Un paseo obligado es el Cenote Yalahau, mejor conocido como “La Fuente de la Juventud”, el cual forma parte de la reserva Yum Balam. Toda la familia encontrará una actividad para divertirse, aunque la mejor es esnorquelear y nadar junto a delfines, o avistar y fotografiar flamencos en las mañanas.