Significado de Templanza

Significado de Templanza

Templaza es una palabra que proviene del latín templararia, la cual significa que se trata de una cualidad humana que hace referencia a actuar o hablar de forma justa y cautelosa. Pero no solo eso, sino que también incluye la sobriedad, moderación y continencia para evitar daños y dificultades. Por lo tanto, la templanza es una virtud humana, en la cual un individuo tiene la capacidad para poder controlar las pasiones y vicios, cuando se hacen presente las tentaciones como el deseo, placer e instinto. Por lo que también la templanza abarca tener un buen juicio, precisión y sabiduría.

Aprende el Mejor Color y su Significado para Transmitir sabiduría.

Es una parte del ser humano que crea equilibrio entre el dominio y control de los actos, una cosa que no es sencilla para ninguna. Tampoco se debe caer en el exceso de templanza, porque esto también conlleva a que el propio individuo se genere daños o perjudique. En este caso, debo hacer referencia exacta a el alcohol, tabaco, drogas, comida, el sexo, el dinero u otros más que están a la orden del día. Así que templanza se considera como un valor, el cual no todas las personas tienen

y depende de que tanto se tenga el equilibrio que busca la templanza.

En cambio, la templanza dentro de la pintura también se puede considerar como la armonía de los colores. También, en el clima el término templanza se refiere a la moderación del clima. Por lo tanto, podemos considerar que palabras como moderación, cuidado o mesura son sinónimos adecuados, aunque hay más. En tanto, que sus antónimos serían el exceso o imprudencia. No cabe duda, que es un término que se debe usar en momentos adecuados para indicar moderación en algún placer o deseo que se tenga, cualquier individuo tiene templanza en algún momento.

La templanza en la religión hace referencia a la voluntad humana frente a los deseos, esto específicamente se relaciona con los pecados. Creando así una templanza en el individuo, es decir, que sea una persona equilibrada entre los placeres y mantener la calma espiritual. Es decir, que se busca esquivar todas aquellas energías negativas en las cuales se centra para poder satisfacer los deseos, creando así solamente acciones destructivas. Por ejemplo, cuando se tiene un deseo inagotable de ego, lujuria o soberbia. Todo esto es lo que se tiene en cuenta cuando se utiliza templanza en la doctrina religiosa.

Un ejemplo de templanza, es cuando estamos esperando para algo –un trámite burocrático- y no avanza nada. Llegando a haber personas que se pasen por delante y no respeten el orden en el que están formados. En ese momento es necesario no perder la compostura, que se trata de una virtud del individuo. En ese momento es necesario pensar con calma y positivamente, para que todo vaya saliendo de acuerdo a lo establecido. Sin llegar a hacer lo mismo que otras personas han hecho en el momento en que tú has estado esperando, eso es parte de la templanza que caracteriza a los individuos.